Las C’s

Poco a poco, sigilosamente, lo van impregnando todo. Sin preguntarte, sin avisar, a todxs por igual, desde pequeñxs, nos hacen de maestros. Más que maestros, ya que a estos no puedes ignorarlos y olvidar la lección. Ellos saben ir más adentro, allá donde no lo olvidas. Ni si quieras sabrás que has aprendido algo. No gritan, pero cala más que lo que cualquier otro te pueda explicar. Y como soldados, marchamos a su paso, sin oír ni si quiera el ritmo. Lo llevamos dentro. Te motivó en tus primeros pasos, y en tus primeras palabras ya resonaban ellos.

La mentalidad de tu tiempo puede filtrarse en tus sábanas, en tu más íntima historia. Solo con despistarte un segundo, pinta tus relaciones, modela tus deseos, te hace vivir en la contradicción de no desear lo que deseas, amar lo que no amas, no ser feliz con lo que crees que serás feliz, no creer en lo que crees. Sospecha de tu mente, su hábitat natural.

Puede darse un momento doloroso pero crucial, de darte cuenta de que persigues inconscientemente lo que dices odiar, de que vives por y en contra de lo que luchas, al mismo tiempo. Destruyes lo que construyes y viceversa. Él habla por ti. Cambia todo lo que toca y transforma lo que parecía ser real. Por transformar, transforma incluso la lucha contra él, se adueña de la corriente “anti”, la hace atractiva y la convierte en un producto, para ser comprada, cuantificada, manipulada. Perdida en sus dominios. Cogiendo solo la imagen y desechando la esencia, el esfuerzo, la realidad que había en la motivación primera. Igual que a los hippies con la heroína, se disfraza y se adentra para acabar con la esencia desde el interior.

Puede llegar a transformar todo lo bello, sin que te des cuenta. Solo con que cierres los ojos un instante. Pero no es una cárcel. Puede ser una hermosa lucha, que te mantiene despierta y viva, buscando siempre lo más real. Y así, igual que sucede siempre que encuentras obstáculos y rivales, estos te ayudan a ir más allá, a lugares a los que no habrías llegado sin ellos. Estar alerta de lo que la mentalidad capitalista y consumista hace conmigo, a los rincones del inconsciente a los que ha llegado, me obliga a redescubrir este mundo paralelo y escondido de lo más puro, desinteresado, cooperativo.

Saca tus garras de mis relaciones. De mis necesidades. De mi tiempo. De nuestra educación. De nuestra vida. Puedo aceptar que vivo en un sistema, con sus partes buenas y malas, y recordar que todos partimos siempre de un contexto, crecemos en una sociedad. Quizás necesitamos que algunas bases nos vengan dadas, para ponernos en pie sobre algo, para no vivir en cuestionamiento constante de todo. Gran parte de lo que hacemos diariamente es inconsciente y ese es su gran campo de batalla. Al fin y al cabo necesitamos creer en algo, y en un principio ese algo ya nos viene por defecto.

Pero hay algo que siempre se queda fuera, independientemente del sistema en el que hayas crecido. Nos sobra un gran espacio DESocupado para pensar, ser críticos, ser conscientes, y de ese espacio es del que nos podemos reapoderar. Ahí, en ese espacio, quiero saber cuándo soy yo, cuándo es él. Ser consciente de cuándo me dejo invadir, y cuándo no lo voy a permitir. Ese territorio se deja borrar y reescribir. Y ahí decidir, qué quieres, qué no quieres.

No quiero ser un producto, ni mi propósito es producir. No vivo para consumir., ni para ser consumida. No quiero medir mis relaciones por su provecho. No quiero nada a cambio de amar. No quiero comprarte. Ni pisarte por conseguir mi bienestar. No quiero que me pises, por no mirar. Quiero sentirte, no contarte con los dedos de mi mano. Quiero que tomes responsabilidad. Quiero disfrutarte sin que pierdas tu libertad. Sin que seamos propiedad. Quiero desaprender, para no perder lo que tiene valor de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: