Por más verdades

Es difícil defenderte de lo que no ves. De lo que no se habla. Quejarte por la falta de lo que no sabes que existe. Más difícil que luchar por una utopía, porque de alguna forma ahí la semilla se ha sembrado en tu imaginar, y a partir de ese momento, existe. No te cortan de raíz cuando te prohíben la acción, sino cuando anulan tu deseo.

La limitación es no poder imaginar y pensar más allá, y a la vez haber olvidado lo que llegó a ser en algún momento de la historia. Una vez han conseguido que no imagines otro mundo, que no creas que puedes llegar a más, que no conozcas la capacidad que tienes realmente, se hace dificil luchar por ello.

¿Cómo pedir lo que no sabes que existe?¿Cómo expresar esa falta de libertad cuando en realidad está en tus manos, solo que no lo sabes? Cuando te llega, te sientes engañada, pero esperanzada a la vez.

Y solo te queda agradecer a todxs aquellxs que siempre han estado peleando por que no  haya una sola verdad, sino muchas, y al alcance de todxs. Los que no se creen una única historia. Lxs que recuerdan. Lxs que la giran y nos devuelven la parte que han querido borrar. Conocer nuestra capacidad de hacer más de lo que estamos haciendo. De ser más de lo que somos. Porque un día lo fue, aunque no te lo hayan contado, y puede volver a ser.

Y agradecer, también, a aquellxs que creyeron en lo que nadie creía hasta ahora, demostrando lo imposible, investigando por las que nunca investigaron, descubriendo lo que nunca quiso ser descubierto. Porque no hay que olvidar que la Revolución Científica nació ya en una sociedad bien patriarcal. Gracias por descubrir y recuperar, acercándonos a una utopía más igualitaria. Por repensar la forma de investigar y pensar más allá del paradigma. Repartiendo así el poder del saber más equitativamente. No solo para que llegue a todxs, sino para que lo descubierto sea por y para todxs. Recordando e imaginando independientemente del poder e intereses actuales, o en contra de ellos.

Por destapar el engaño de que lo degenerado no tiene por qué serlo. Ni la enfermedad es siempre tal. Lo patológico lo decide la sociedad. Que lo que creemos indiscutible solo se aguanta en este momento y lugar determinados, bajo estas creencias. Que lo que era magia ahora es demostrable y lo que era incuestionable ahora ya no lo es.

Gracias por las que luchan por ir más allá de los límites actuales, por nosotrxs, y no por mantener el poder que está ya bien asentado, pero que tanto necesita de la ciencias para blindar su pasado, presente y futuro.

Gracias por ofrecernos otras verdades, y con ellas, más poder y esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: