MirarNOS

Sin máscaras. Sin historias montadas tras de ti y de mí. Sin cuentos. ¿Me tratarías igual?

Sin discursos de por medio que justifiquen nada. Sin mentiras que te hagan creer que hay alguien con más o menos valor que otrxs. Sin grandes o pequeñas identidades en las que haya que escudarse.

Sin ninguna mentira que se entrometa entre nosotrxs, haciéndonos creer una amenaza potencial a todo lo que se cruza en nuestro camino, creer que es o tú o yo. ¿Nos miraríamos así, sin siquiera un ápice de mala conciencia?

Sin nada entre tú y yo, más que la certeza de que somos seres humanos, vivos, con una conciencia de sí mismos y del otro, con deseos, heridas, mirándonos. Sin el miedo de por medio. Sin el abrumador miedo de que tú puedas borrarme a mí, si no lo hago yo primero. Con la falsa creencia de que solo hay espacio para unx de lxs dos, para que nuestro potencial se expanda.

Olvidándonos de la desconfianza, que supuestamente nos protege. ¿Me hablarías igual, sin pensar en las consecuencias?

Sin el escudo, la pared que pretende invisibilizar. Sé que estás ahí, te puedo intuir tras esa mirada de desprecio, de superioridad, de lejanía, indiferencia. No me lo creo, solo me llega necesidad, cercanía, confusión.

Ahora piensa en quien vive con más amenazas por estar peldaños más abajo en esas creencias colectivas, y por consiguiente con más miedo. Y reacciona con más odio, necesita más protección. ¿Lo entiendes? ¿Puedes imaginar su necesidad de hacerlo? Cree lo mismo que tú, y las consecuencias son quizás más duras y más reales.

¿Le pedirías a esa persona que empezara dando el paso, o puedes darlo tú primero?

¿Vamos a estar siempre esperando que lo haga la otra persona? ¿O podemos empezar, aún con todo el dolor que hayamos vivido y que nos hace estar en este estado de defensa?

Quiero responsabilizarme, de todo el poco tacto, falta de sensibilidad, dolor que he podido causar con mi inconsciencia, con mi miedo y mi desconocimiento. Te invito a seguir la cadena tomando responsabilidad, asumiendo que tus palabras, actos, manera de tratar día a día a la gente tienen una consecuencia, en vez de encontrar siempre una justificación. En vez de creer que a las otras personas no les afecta. Que solo es a ti. Que eres la única persona con inseguridades. La única vulnerable.

¿Empezamos nosotrxs a desmentir todo esto? ¿Empezamos a cuidar sin esperar nada a cambio, solo por la responsabilidad que tenemos con el otro? Y por el amor que hay en nosotrxs, que va menguando cuanto más lo limitamos a unos pocos conocidos y lo negamos a todxs lxs demás. Desmentir que el otro, el desconocido, el extraño, el de delante es un peligro potencial y no un ser tan sensible como tú, y tratarlx como tal.

Un comentario sobre “MirarNOS

Agrega el tuyo

  1. Siempre, aunque no nos guste aceptarlo, en toda relación hay un desbalance (siempre se ejerce o existe un poder mayor en alguno de las dos partes); el cual nunca podrá ser anulado. Lo que sí puede hacerse es intentar minimizarlo; pero no mucho más que eso.

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: