Invierno

Este invierno vuelvo a mí, sin miedo o con él.

Pero sin juicios ni exigencias, vuelvo solo para quererme incondicionalmente. Con el único objetivo de aprender a hacerlo, que el miedo reciente me dice que me he estado descuidando. Lo demás surgirá de forma natural, los demás pueden esperar por ahora.

Este invierno estoy de mi lado, sin dudarlo. Sin expectativas, sin deberes. Nada que mejorar, nada que cambiar.

Sin condiciones. Perdonármelo todo, todo aquello que nunca tuvo que ser culpado. Estar con mis miedos, mis alegrías, mis enemigas, frustraciones ya conocidas, todas bienvenidas.

Ese tipo de amor que dicen que se debe dar cuando te enamoras, cuando compartes la vida con alguien. De principio a fin estaremos juntas y ese es el amor que te prometo.

Sin un solo pero, sin preguntar porqués, solo porque eres, te lo mereces. Porque necesito una pausa, un descanso, y si no me lo doy yo, nadie me lo dará.

Hay quien odia el invierno. Yo, cada vez que me sumerjo en él, salgo como nueva, con algo nuevo y valioso. Y por suerte, no se queda solo ahí, sino que ya me acompaña y perdura en el resto de estaciones.

Feliz Solsticio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: