Renunciar, descansar

Renunciar al control, de una vez por todas. Como en un círculo vicioso el vértigo te hace agarrarte más fuerte, en vez de soltar. Y cuánto más te agarras, más miedo a caer si te sueltas. Como un eterno círculo vicioso, control, miedo y ansiedad. La respuesta está clara, soltar el control. El camino, no... Leer más →

Raíces y ramas

Raíces como ramas, ramas como raíces. Nada es casualidad. En cada creación hay algo de tu origen. Cada movimiento expansivo conecta con el inicio, coge fuerzas de dentro hacia afuera, de abajo a arriba. Conectando cada movimiento con el anterior, siempre volverás a tus raíces, que están reflejadas en cada parte de lo que eres,... Leer más →

El cuerpo avisa

El cuerpo se avanza, como de costumbre. Siento que algo ha cambiado. Algo importante va a cambiar en mi. Aun sin saber qué es, el cuerpo ya me avisa. El cuerpo que se avanza, se sincroniza con algo que la mente no sabe percibir La que se cree tan controladora y perspicaz. El cuerpo no... Leer más →

Me quedo en el camino

Lo tendremos todo, un día, pero me quedo con el camino. Lo tendremos todo, quizás, pero os lo dejaré a vosotros. O para un lejano final, un solo instante de saborear lo conseguido. Me quedo ondeando en el vaivén de las decisiones, la incertidumbre y la ilusión de no saber cómo, cuándo ni por qué.... Leer más →

Sentido

Sentido, en una carrera ciega siempre vamos hacia ti. Sentido perdido, nos dejas corriendo  sin cabeza. Déjate encontrar, déjate entender. Quédate desnudo, no te pierdas más. Déjate desdibujar, quítate todas las capas. Sentido olvidado, disfrazado durante tanto tiempo, no nos confundas más. Obsesionadxs con encontrarte, y descubrirte auténtico y real. Devuélvenos el valor y la... Leer más →

No lo cambiaría por nada.

No lo cambiaría por nada. No niego el miedo y la injusticia. La aprendida sumisión. Los silencios forzados que han hecho al mundo perder tantos tesoros y a nosotras ahogarnos sin saber por qué. No niego la violencia vivida, la usurpación del cuerpo y de la voz mientras el entorno disimulaba y fingía normalidad. No... Leer más →

Tenemos que hablar

Tenemos que hablar, y mucho. Para no levantarnos un día y creer no conocernos. Tenemos que hablar, cada noche, para cuando lo demás se vaya. Cuando ese amor fácil y fluido se disipe, y nos hayamos quedado sin haber construido nada, confiando en la magia, creyendo en las películas. Para tener mucho más que eso,... Leer más →

La escultura

Existe un momento crucial, algo amargo pero a la vez liberador, al darte cuenta de que tienes ya la edad en la que pensabas que todo aquello quedaría atrás. Que serías diferente, mayor, sin todos aquellos problemas que arrastrabas. Estás ya en esa edad simbólica que proyectabas cuando más te ahogabas, y te imaginabas ahí,... Leer más →

Invierno

Este invierno vuelvo a mí, sin miedo o con él. Pero sin juicios ni exigencias, vuelvo solo para quererme incondicionalmente. Con el único objetivo de aprender a hacerlo, que el miedo reciente me dice que me he estado descuidando. Lo demás surgirá de forma natural, los demás pueden esperar por ahora. Este invierno estoy de... Leer más →

Dejar salir al monstruo, un rato

Dejar salir al monstruo, a jugar un rato. Es bonito también verlo bailar. No me siento víctima, no más que el resto, solo siento que debo dejarlo bailar, a ratos. Que salga todo, con fuerza, hasta que se canse y se quede de nuevo relajado. No puedo negar su elegancia, su intensidad, vivacidad. No voy... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora